▷ Discos Duros Multimedia – Mejores Ofertas Y Guia De Compra » Opiniones

Comparativa Discos Duros Multimedia

Western Digital
TV Live

± 86 €

Puntos de Venta:

Sólo Reproductor
Grabador: NO
Disco Duro: NO
Inalámbrico y cable
Salida HDMI, RCA, USB 3.0

 

 

Woxter
I-CUBE 3900

 

± 210 €

Puntos de Venta:

 

Reproductor Multimedia
Grabador: SI
Disco Duro de 1TB
Conex. HDMI, RCA, USB 3.0
Sintonizador Dual

 

Woxter
I-Cube 790

 

± 129 €

Puntos de Venta:

Reproductor Multimedia
Grabador: NO
Disco Duro de 1TB
Conex. HDMI, RCA, USB 3.0

Western Digital
TV Live Hub

± 180 €

Puntos de Venta:

Reproductor Multimedia
Grabador: NO
Disco Duro de 1TB
Conex. HDMI, RCA, USB 3.0
Puerto Ethernet

 

¡Ojo! No Son Todos Iguales Ni Sirven Para Lo Mismo!

Estas son los distintos tipos de disco duro que nos podemos encontrar:

1) Reproductor Y Grabador Con Disco Duro

Ejemplo: Woxter I-Cube 3900

Es el tipo de disco duro multimedia más completo, ya que hace de todo. Puedes usar el aparato tanto para reproducir contenido multimedia (vídeos, fotos, música, etc.), como para grabar de la TV. En este caso, lo ideal es que tenga Sintonizador Dual para poder ver un canal y grabar otro distinto si nos apetece.

Además, al tener disco duro lo puedes usar tanto para almacenar lo que grabes de la TV, como para guardar tus propios archivos en la memoria y reproducirlos cuando te apetezca. También lo puedes conectar al ordenador y usarlo como disco duro externo convencional para salvaguardar tus datos.

2) Sólo Reproductor Con Disco Duro

Ejemplo: Western Digital TV Live Hub

Sería como el anterior, pero sin poder grabar de la TV. Con la moda de bajarse películas y series de internet, se ha convertido en el tipo de disco duro multimedia más utilizado, ya que la gente ve menos la programación de televisión y consumen más contenido bajado de internet, para lo cual lo almacenan primero en la memoria del disco duro y luego se puede reproducir directamente en la TV.

3) Sólo Reproductor Sin Disco Duro

Ejemplo: Western digital TV Live

En este caso el aparato sólo sirve para reproducir archivos en la TV, pero no tiene memoria para almacenarlos en el mismo. Simplemente “recoge” los vídeos, música y fotos desde otros aparatos (ordenador, tablet, otros discos duros, memorias USB…) y los reproduce en la TV. Normalmente puede obtener estos datos de forma inalámbrica vía Wifi, o mediante conexión por cable USB.

Sobra decir que es el tipo más económico, aunque no se trata de un disco duro, sino de un reproductor.

IMPORTANTE: en todos los casos es importante que el aparato tenga el tipo de salidas más utilizadas, como HDMI y USB para los televisores actuales (y RCA en caso de que quieras usarlo con televisores más “antiguos”). En cuanto a las entradas para “recoger” datos, el puerto USB es indispendable, y si dispone de conexión Wifi mejor todavía para poder copiar los archivos de forma inalámbrica.

 

 

Discos Duros Multimedia, La Evolución De Los Viejos Vídeos VHS

Los discos duros multimedia ofrecen una opción realmente fácil y sencilla a aquellos usuarios que quieran reproducir cualquier contenido a través de sus televisores. Al igual que los antiguos vídeos VHS, tan solo tendremos que enchufarlos a nuestra TV y disfrutar de todo tipo de imágenes, documentos y vídeos sin tener que movernos de nuestro sofá, y sin necesidad de usar un PC o portátil. Además, como ya hemos visto, algunos de ellos también pueden grabar de la TV y almacenarlo en su propia memoria para reproducirlo en cualquier otro momento.

Sin embargo, mucha gente se pregunta lo siguiente. ¿Qué merece más la pena, un disco duro portátil estándar o uno multimedia? Para resolver esta duda, a continuación haremos un extenso análisis de ambos para que siempre hagáis la decisión más acertada.

¿Que Debe Llevar Un Disco Duro Multimedia? Conexiones, cables Y Usos

A simple vista, un disco duro multimedia es esencia igual que uno estándar. La mayoría de ellos tienen un disco de almacenamiento de última generación denominado como “SATA”, y una conexión por USB 3.0 para conectarlos y pasar archivos desde nuestro ordenador. A partir de ahí, sí que se pueden vislumbrar otras diferencias notables respecto a los discos duros externos “normales”. ¿Y dónde se ve esto? Pues básicamente en su parte trasera, donde hay todo tipo de conexiones que describimos a continuación.

• Conexión de audio y vídeo. Está la típica conexión por euro-conector y por la de vídeo compuesto (cable rojo, blanco y amarillo). También puede disponer de conexión RCA (la de los televisores antiguos), aunque si queremos ahorrar en cableado y obtener mejores resultados recurriremos al cable HDMI. Todos los discos duros multimedia actuales suelen disponer de conexión HDMI ya que es la que ofrece más calidad.

Conexión para conectarse a internet. Los discos duros multimedia más recientes suelen disponer de dos conexiones para acceder a la red. Una es a través de Ethernet (que necesitará un cable de estas características) y otra a través de Wi-Fi. Ambas son muy interesantes para compartir contenidos con nuestro PC/portátil sin necesidad de cables u ordenadores de por medio, o simplemente para navegar a través de la red.

Conexión TDT (para la función “grabador”). Esta es una función de la que no disponen muchos discos duros multimedia, pero sí que es de lo más útil. Esta nos permitirá visualizar los canales de TV de manera corriente y también se podrá grabar los contenidos de programas para visualizarlos cuando queramos.

• Así mismo, los discos duros multimedia suelen tener ya instalado un software de sencillo manejo para que podamos acceder a los contenidos de manera intuitiva. Muchos de los últimos discos duros tienen un sistema operativo Android que se asemeja al de las tablets o smartphones, por lo que su uso será de lo más intuitivo.

Por Que Comprar Un Disco Duro Multimedia En Lugar De Uno Externo “Normal”

Esta es la “pregunta del millón” que muchos usuarios se hacen. Por ello, abordaremos los “pros y contras” de cada uno de estos dispositivos para que así los conozcáis en profundidad.

En primer lugar, hablando de los discos duros portátiles, y como bien su nombre indica, estos son la mejor opción si queremos llevar nuestras películas, series o imágenes favoritas a cualquier lado para después reproducirlos en un portátil o PC. Y es que debido a su tamaño, poco peso y manejabilidad, muchos se decantan ya por esta opción, sobre todo si son de 2.5 pulgadas.

Como hemos explicado al principio de este artículo, los discos duros multimedia son sencillos e intuitivos de manejar. Tan solo necesitaremos conectarlos al televisor a través de la típica conexión RGB o HDMI. Tras esto, usaremos el mando a distancia del disco multimedia (y que viene ya incluido al comprar uno) para “navegar” a través de todos los contenidos y finalmente reproducir lo que queramos como si de un canal de TV corriente se tratase.

Además, otro gran beneficio de los discos duros multimedia es que son realmente útiles para enseñar un gran número de fotos a mucha gente a la vez gracias a que las pantallas de televisión suelen ser más grandes que las de un PC o portátil convencional.

Por otro lado, hablando poco de sus puntos negativos, estos periféricos suelen tener un tamaño mayor que los discos duros normales, pesan más, y por lo tanto no son tan manejables. Por ello, cuando nos hagamos con un disco duro multimedia, lo mejor será buscarle un sitio fijo para no ir cargando siempre con él de un lado para otro. Otro punto en contra, es que la mayoría de ellos son más caros que los normales ya que tienen una estructura más compleja. (Conexiones, software…)

En definitiva, elegiremos los discos duros portátiles para llevar y reproducir archivos a través de nuestros portátiles o PC. O por el contrario, si preferimos visualizarlos de una forma más cómoda y sencilla a través de nuestro televisor, pues nos decantaremos por los multimedia. Todo siempre dependiendo, claro está, de cuáles sean nuestras necesidades.

Mini Guía Para Comprar Discos Duros Multimedia

Las 3 cosas a tener en cuenta

¿En qué hay que fijarse a la hora de comprar un disco duro multimedia? Es importante tener en cuenta ciertos aspectos a para después evitar disgustos.

1. Primer consejo

Hay que ver la capacidad del disco duro. Y ante esto, solo hay que fijarse en cuáles son nuestras necesidades. Si lo queremos solo para visualizar imágenes, o ver alguna que otra serie de vez en cuando, pues uno de capacidad normal será más que suficiente. Si por el contrario, somos cinéfilos, y nos encanta ver cine en alta definición pues sí que hay que decantarse por otros de mayor capacidad que irán entre los 1 y 2 TB.

2. Segundo consejo

Otro aspecto a tener en cuenta es el de la compatibilidad o el tipo de formatos que reproduce. Este punto es muy importante si queremos visualizar cine en calidad blu-ray (.mkv) u otros archivos de vídeo distintos al avi o mp4. Así mismo, también sería interesante saber si se pueden “incrustar” subtítulos (.srt) por si nos gusta visualizar películas en versión original.

3. Tercer consejo

Por último, hay que hablar del precio. Esto es como todo, existen discos duros multimedia que dependiendo de su capacidad, conexiones, y funcionalidades tendrán un precio muy variable. Sobre todo influirá la capacidad y la función reproductor-grabador. A mayor capacidad de memoria (1TB, 2TB, 3TB…) y la posibilidad de grabar de la TV, el aparato será más caro. Haz click aquí para conocer los mejores discos duros externos baratos del mercado

Con todo esto, creemos que todo está más que claro a la hora de conocer en profundidad los discos duros multimedia. Ahora sólo os queda a vosotros saber cuáles son vuestras necesidades, dependiendo las conexiones de vuestro TV, la finalidad que le vayáis a dar, o simplemente de cómo esté vuestro bolsillo.